Consolidar deudas

Las operaciones de consolidación de deuda de las familias propician una reducción mensual media de 900 euros en los pagos financieros, pese a que los diferenciales de tipos de interés se han prácticamente duplicado en el último año.

   Así se desprende del análisis de la evolución de este tipo de operación que, por primera vez, realiza el Observatorio de la Financiación Familiar de Corporación Financiera, comparando datos de 2009 respecto de 2008.

   Según dicho informe, se ha producido un fuerte endurecimiento de las condiciones en las que se consiguen las hipotecas que sustentan la consolidación.

   Así, se ha pasado de poder obtener más de un 100% del valor de tasación de la vivienda hipotecada a ratios de entre el 50% y el 60%, alcanzando la cota del 70% un mínimo de las operaciones aprobadas.

   Igualmente, el criterio del esfuerzo financiero también se ha endurecido, al bajar del 60% a una cota de entre el 35% y el 40% el porcentaje de ingresos familiares dedicados a pagar la nueva hipoteca.

   Respecto de los tipos de interés, Corporación Financiera observa un fuerte aumento, hasta el doble, de los diferenciales que se aplican, al pasar de un mínimo de 0,17 hace 18 meses a un mínimo de 0,35 actualmente, aplicado sobre el Euríbor.

IMPORTE MEDIO DE 140.000 EUROS.

   El importe medio de las consolidaciones es de 140.000 euros, con unos ingresos totales que oscilan, en un 75% de los casos, entre los 20.000 y los 60.000 euros brutos anuales. Las familias que contratan una reunificación tienen entre 3 y siete préstamos, además de la hipoteca, aunque se han dado casos en los que una familia ha unificado en una sola operación hasta 18 préstamos.

   Según el análisis, las entidades financieras también ponen la lupa sobre el perfil laboral del solicitante, y financian casi únicamente a personas con empleo estable, así como a funcionarios. Además, se ha reducido en un 60% la aprobación de operaciones con incidencias de pago previas.

   Con todo, se aprecia una mejora en la concesión respecto de 2008, al haber crecido en un 40% el número de aprobaciones propuestas por la Corporación Financiera.

   El estudio destaca que la creciente brecha entre los tipos de interés de los créditos personales y los hipotecarios está empujando a miles de familias a emprender procesos de consolidación de deuda en los que el menor coste de la hipoteca compensa su mayor plazo, frente a los altísimos tipos del crédito al consumo.

   Así, si en 2008 la demanda de agrupaciones de deuda creció un 30%, durante este año ese incremento aumentó hasta el 50%, un hecho comprensible, según la Corporación Financiera, si se tiene en cuenta que, además de causas evidentes derivadas de la crisis económica, los créditos al consumo están en cotas cercanas a los dos dígitos, cuando no muy por encima del 10% en financiaciones con tarjeta de crédito o de los llamados créditos rápidos.

compartenos en tu red social:
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google Bookmarks
  • Blogplay
  • Live
  • Meneame
  • MSN Reporter
  • MySpace
  • Technorati
  • Twitter
  • Wikio
  • Yahoo! Bookmarks
  • Add to favorites
  • email
  • LinkaGoGo
  • Netvibes
  • RSS